2. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Hablar de aromaterapia es hablar obligatoriamente de la lavanda, su nombre proviene del latín lavare (lavar o lavarse) llamada así porque los antiguos romanos ya la utilizaban en sus baños higiénicos. Utilizada en perfumería desde que existen los perfumes.

Su aceite se extrae de sus flores, donde podemos encontrar componentes químicos como el Linalol, acetato de linalilo, entre otros que les dan el poder terapéutico tan versátil y potente.
Podemos utilizar el aceite de Lavanda por vía interna, externa e inhalación, es muy bien tolerada en niños por lo que se vuelve básica dentro del botiquín de casa.
Nos puede ayudar en problemas musculares tales como contracturas, espasmos, calambres. En problemas nerviosos, estrés, ansiedad, agitación, insomnio.
Es ideal para problemas de piel por su poder cicatrizante, en acné, úlceras, llagas, escaras, y QUEMADURAS!
Puede ser de ayuda en hipertensión arterial y en problemas de tipo nervioso como espasmos digestivos, asma, nauseas, migraña…
Propiedades:
– Contra los espasmos
– Calmante, sedante, antidepresivo
– Hipotensor
– Contra los microbios (antiséptico)
– Calma el dolor, es un gran antiálgico
– Cicatrizante
– Regenerador de la piel
Valoración del aceite: ***** (5) Indispensable

One thought on “2. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top