3. Naranjo dulce (Citrus sinensis)

Del naranjo podemos extraer diferentes aceites esenciales, entre ellos el de naranja dulce que se consigue de la expresión en frío de la piel de la naranja, por ello no es bien, bien un aceite esencial, es en realidad una esencia, igual que lo son la esencia del resto de cítricos como el limón, pomelo, bergamota…

Sus principales componentes químicos son Monoterpenos en un 90%, especialmente limoneno, linalol, bergapteno, entre otros.
Esta esencia nos combina muy bien con Lavanda, neroli, limón, salvia romana, mirra y los aceites especiados (clavo, nuez moscada, canela). Particularmente me encanta el aroma de naranja y canela como ambientador de casa.
Nos puede ayudar para combatir la ansiedad, el nerviosismo, el insomnio. También es útil en trastornos digestivos. Es ideal para desinfectar el ambiente con su gran aroma dulce. 
Propiedades: 
– Calmante, sedante
– Estomacal, tónico digestivo
– Contra los microbios (antiséptico)
Información útil: En uso externo es fotosensibilizante, igual que el resto de cítricos, debemos tener precaución de su uso en la piel y el sol.
Valoración del aceite: *** (3) Útil pero no imprescindible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top