Aceite esencial de lavanda y su valor emocional

Ya he hablado en otras ocasiones de éste apreciado aceite, pero en ésta ocasión lo hago desde su valor emocional.

Estamos acostumbradas a tratar la parte más física de los aceites y nos dejamos una parte mágica: la emocional! que nos abre una puerta enorme para poder tratar y equilibrar nuestro estado mental/emocional.​ Mi gran pasión!!!

More...

Podéis escuchar el programa completo aquí, ya colgué en el Facebook un fragmento de la grabación que me hizo Nuria  durante el programa​. Pero os hago un pequeño resumen.

​La lavanda calienta el corazón, apacigua las emociones, favorece la conciencia de la necesidad de cuidarse a una misma.

Es el refugio en esos días malos, un refugio que te permite hacer una interrogación profunda sobre que necesita tu alma, ¿qué necesitas para cuidar de ti misma?

¿Estas siempre pendiente de los demás, de las peticiones de otros y te olvidas de lo que tú necesitas?

Si es así, la lavanda es el aceite que encaja contigo en éste momento. Te permitirá enfocar de nuevo hacía tu interior.

A la vez que calma las emociones, los pensamientos obsesivos, sobre todo aquellos que hacen referencia a la preocupación por lo demás... te permite recuperar la armonía.

Es un aceite que encaja muy bien con el Vetiver, la sinergia de los dos permite relajar la tensión emocional, calamar el miedo y la ansiedad.

"Tienes la obligación de cuidar de ti misma porque nunca sabes cuándo te necesitará el mundo"​

Sé que es un aceite que no siempre gusta, de hecho no tiene punto medio, o gusta mucho o no se soporta. Pero eso es debido a lo que nos mueve en nuestro interior. Si no te atrae nada y lo rechazas, mira si te resuena algo de la capacidad emocional de éste aceite... y si es así, quizá cuando llegue el momento adecuado deberías trabajarlo para conseguir un mayor equilibrio emocional.

Una vez más, en compañía de mi gran amiga Alicia Garcia, y la gran locutora Nuria de Radio Montornés, quien no abre las puertas de su emisora para poder compartir con todos vosotros los secretos de los aceites esenciales. Gracias por esta oportunidad!​

Bien, espero que la lavanda os transporte a esa paz interior buscada. Que tengáis un feliz aroma!!

Eva Ruth González García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top