5. Limón (citrus limonum)

Igual que pasa con el resto de cítricos, el limón es una esencia que se extrae de la presión en frío de la piel del fruto. Para conseguir un litro de esencia necesitamos 3000 limones.
Sus componentes químicos principales son limoneno, citral, linalol, geraniol.

Leer más

4. Árbol del té (Melaleuca alternifolia)

El árbol del té quizá es uno de los aceites esenciales más conocidos y utilizados en el día a día por sus múltiples aplicaciones tanto en la salud, como en el hogar, con más de 3000 años de tradición en su uso. Quizá es el aceite con mayor número de estudios científicos hechos que demuestran su efectividad.
Se extrae de las hojas de la Melaleuca, un árbol originario de Australia. Cuando llueve y sus hojas se empapan dejan ir un tinte marrón que recuerda al té, por ello se le denominó: árbol del té.

Leer más

3. Naranjo dulce (Citrus sinensis)

Del naranjo podemos extraer diferentes aceites esenciales, entre ellos el de naranja dulce que se consigue de la expresión en frío de la piel de la naranja, por ello no es bien, bien un aceite esencial, es en realidad una esencia, igual que lo son la esencia del resto de cítricos como el limón, pomelo, bergamota…

Leer más

2. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Hablar de aromaterapia es hablar obligatoriamente de la lavanda, su nombre proviene del latín lavare (lavar o lavarse) llamada así porque los antiguos romanos ya la utilizaban en sus baños higiénicos. Utilizada en perfumería desde que existen los perfumes.

Leer más

1. Ravintsara (Cinnamomum camphora qt 1,8 cineol)

Éste aceite se extrae de las hojas de un árbol que puede llegar a medir unos 15 metros de altura, es originario de los bosques tropicales de Madagascar. Tiene un aroma que nos recuerda al eucalipto pero es mejor tolerado.
Es un aceite indicado para procesos infecciosos como gripe, herpes, hepatitis, mononucleosis, bronquitis, sinusitis, resfriados, tanto si es debido a una infección bacteriana como vírica, lo que le hace ser un aceite indispensable para el hogar.