Emplasto corporal rejuvenecedor

Te va a parecer curioso que te diga de hacer un emplasto con un material que es de lo más sucio, la arcilla, pero sí, es una de las sustancias con mayor propiedad dentro del mundo de las terapias naturales. La arcilla elimina las impurezas de la piel, limpia los poros, desprende células muertas permitiendo que la piel quede suave, tonificada y fresca. 

More...

Para nuestro emplaste necesitamos:

- 125gr de arcilla verde en polvo
- 2 cucharadas soperas de aceite de semillas de uva o jojoba
- 1 cucharada de miel buena
- 6 gotas de aceite esencial de incienso
- 200ml de agua mineral

Empieza mezclando la arcilla con el agua hasta conseguir una pasta homogénea. En un recipiente a parte mezcla la miel, el aceite vegetal y el aceite esencial. Cuando tengas todo bien mezclado añádelo al preparado de arcilla y mezclalo todo junto. ​

Lo ideal es aplicar el emplasto después de una ducha caliente para que los poros estén bien abiertos. ​Empieza por las piernas, y continua por tronco y brazos. Puedes hacer todo el cuerpo o una parte cada semana. Has de dejar actuar durante 15 minutos y aclararte con agua tibia o si puede fría, eso potenciará la actividad revitalizante del organismo. Verás que te sientes como nueva, con la piel estupenda y energía renovada. 

Que tengas un feliz Aroma!

Eva Ruth González García​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top