¿Tienes dolor e inflamación articular? ¿Has tenido una lesión? Descubre el poder de la Arcilla

¿ En que nos puede ayudar la arcilla cuando tenemos un dolor o una lesión osteo-muscular?

Anti-traumática:

       o Esguinces, contusiones.
       o Descongestionante y antiinflamatorio.
– Anti-álgia:
         o Neuralgias, neuritis, ciatalgias.
Si tienes artrosis, también puede ser de gran ayuda por que es  Anti-Artrosica: 
       o Calma el dolor, tiene una acción vascular energética porque el calor que puede aportar la arcilla penetra en la articulación mejorando la irrigación sanguínea, la nutrición y el drenaje de la zona.
         o Aporta minerales que ayudan a restaurar el cartílago (Ca, P, Mg, F)
         o Es muy importante por su acción calcificadora en osteoporosis
         o Se desaconseja la arcilla caliente en artritis inflamatoria e infecciosa, ya que aumenta la congestión o inflamación de la articulación. Mejor cataplasmas frías.
¿Qué debemos hacer con la arcilla? Lo ideal es hacer una Cataplasma, para ello mezclaremos la arcilla con agua de manantial o botella hasta conseguir una textura de papilla y se pone sobre una gasa o toalla y ésta directamente sobre la zona de la piel donde esta la lesión.
También podemos utilizar el agua de una infusión con plantas que tengan propiedades antiinflamatorias, o añadir al polvo de arcilla unas gotas de aceite esencial para aumentar las propiedades y obtener antes los resultados.
En las siguientes fotos podéis ver los resultados de un tratamiento de fango en una lesión, en éste caso es una rotura de menisco con esguince de segundo grado. Se puede ver la inflamación 3 horas después de la lesión. En la segunda fotografía habíamos hecho dos cataplasmas seguidas de arcilla, la primera tan sólo la tuvimos puesta 10 minutos porque se calentó muy rápido, eso es señal que esta absorbiendo la inflamación del interior de la lesión. La segunda la mantuvimos 20 minutos y con ello ya se observa un cambio en la inflamación de la rodilla.
En ocasiones es necesario hacer 3 y hasta 4 cataplasmas seguidas con pocos minutos de aplicación, dependerá de la temperatura que coja la arcilla. Eso acelerará el proceso antiinflamatorio.
fango1
3 horas después de la lesión y después de aplicar la arcilla

Por la mañana aplicamos dos cataplasmas más, con el mismo proceso, la primera hasta que coge temperatura y la segunda unos 20 minutos. Viendo el resultado en la imagen.

fango2
12 horas después de la lesión

Por la tarde repetimos el proceso. Se ven cambios evidentes en la inflamación de la rodilla.

fango3
24 horas después de la lesión
Como se puede ver, algo tan sencillo como la arcilla, que no deja de ser “barro” puede ser de gran ayuda, no significa que nos cure por arte de magia, pero si puede facilitar la recuperación y aliviar el dolor e inflamación.
En el caso de la fotografía, mi hijo, sigue con el menisco roto, de momento no es necesaria la operación, y una lesión que tenia un pronóstico muy largo de recuperación paso a ser mínimo, hace vida normal.
Poder añadir unas gotas de aceite esencial de Gaulteria, romero alcanfor y laurel nos puede ayudar, bien en la arcilla mismo o bien después de su aplicación mezclados con un poco de aceite vegetal y a modo de friega suave, no masaje, para no alterar la estructura de la lesión.
Espero que os sea de tanta ayuda como lo ha sido para mi en miles de ocasiones, incluida las familiares. Os aseguro que NUNCA falta la arcilla en mi casa!!
Una vez más, feliz y arcilloso aroma!
Eva Ruth González García

4 thoughts on “¿Tienes dolor e inflamación articular? ¿Has tenido una lesión? Descubre el poder de la Arcilla

    1. Hola Alicia. La arcilla la puedes comprar en los herbolarios. Para el caso de inflamación mejor arcilla verde, además así también la puedes usar en casos de acné, quemaduras o para hacer mascarillas faciales 😉 Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top