Caducidad de un Jabón Natural Artesano, ¿tiene realmente fecha?

Caducidad de un Jabón Natural Artesano

Todos los productos cosméticos de producción industrial o artesanal tienen una fecha de caducidad o de consumo preferente (PAO), que está estipulado para que consumas el producto mientras conserva intactas las cualidades con las que fue creado.

En caso de jabones y geles comerciales esta fecha de caducidad oscila entre 12 meses y 2 años.

Muchas veces me preguntan si los jabones sólidos que elaboramos en casa también caducan ¿Tú qué crees? ¿Los aceites vegetales caducan? ¿¿Las frutas, la leche, las mantecas, las infusiones, etc. caducan??

More...

**Un jabón natural “caduca” cuando ya no cumple su función, es decir, cuando pierde su capacidad de limpiar. Si está agrietado, con moho, reseco, sin capacidad de generar espuma, significa que perdió su verdadera naturaleza, por lo tanto, no limpia, es incapaz de eliminar gérmenes y bacterias de nuestra piel. 

Este espacio voy a dedicarlo a los jabones artesanos naturales sólidos, saponificados en casa, en nuestra cocina u otro espacio destinado para ello.

Cada vez más personas elaboran de manera artesana y natural sus jabones para cuidar la higiene de toda la familia, lo hacen en un espacio que no está sujeto a las exigencias o normativas que rigen para las empresas jaboneras en cada país y casi nunca usan ningún conservante, ya que la alcalinidad de un jabón natural lo protege de bacterias.

Cuando decides elaborar jabón de manera artesanal la motivación inicial es cuidar la salud de tu piel en la higiene diaria, mientras cuidas la naturaleza y proteges el medioambiente.

Seleccionamos ingredientes en su mayoría naturales, orgánicos y de máxima calidad. Usamos aceites o mantecas vírgenes, sin refinar al igual que incluimos otros ingredientes o aditivos naturales, en su mayoría derivados de plantas y frutas, que dotan de mayores propiedades ese jabón.

Huimos de lo sintético y de sustancias perjudiciales para nosotros o contaminantes del planeta.

De la fecha de vencimiento aproximada quiero hablarte aquí. Estipular una caducidad cerrada o una duración fija es muy complicado, porque son múltiples factores los que intervienen, entre los que están: 

-Los ingredientes

Grasas: La fecha de caducidad de los aceites y mantecas determinan la duración del jabón. Un aceite rico en ácidos grasos insaturados o poliinsaturados es más propenso a la oxidación, tiene una caducidad más corta y mayor posibilidad de degradación.

Los aceites vírgenes extra, de primera presión en frío, mantienen más intactas sus propiedades; las vitaminas y antioxidantes presentes de manera natural, los protegen.

Plantas: El uso de alimentos frescos orgánicos como jugos o pulpas de frutas, hortalizas, planta fresca (puré de ortiga, aguacate, plátano, melocotón, fresas…) hace que sean más vulnerables y corrompibles. 

-La fórmula

Una fórmula bien equilibrada con los índices de YODO en valores en torno a 60 va a durar mucho más que otro con valores por encima de 70.

Un sobreengrasado muy alto, con mucha presencia de ácidos grasos insaturados (oleico) o poliinsaturados (Linolénico) es más fácil que oxiden y enrancien el jabón.

-Secado y curado

Un jabón artesanal elaborado en casa requiere de un proceso de secado y curado mayor que el industrial.

Durante mínimo un mes (Saponificación en Frío) se mantendrán en rejilla, las pastillas separadas entre ellas para facilitar la circulación de aire constante.

Es importante mantener una temperatura en torno a los 18/20 grados centígrados.

Mantener los jabones alejados de la luz y de cualquier fuente de calor.

Si hay mucha humedad ambiental, es conveniente que en la estancia tengas un deshumidificador.

En caso de jabones con materia orgánica fresca iremos revisando cada día por si aparece moho en el jabón.

Los jabones de saponificación en caliente (hot Process) tienen un proceso de secado menor, porque en la elaboración se evapora más agua.

-Conservación y almacenaje

Creo que esta es la piedra angular. Una buena conservación del producto elaborado garantiza una mayor durabilidad en condiciones óptimas.

Hasta su uso debemos mantenerlos en un ambiente seco. Alejados de la luz directa. A una temperatura constante.

Guardados por lotes en cajoneras de madera o cartón sin que las pastillas se toquen entre sí para que se mantengan en condiciones óptimas por más tiempo.

Vigilar si “sudan” normalmente por su alto contenido en glicerina natural. Si es así, secar con papel absorbente. Mantener aireados en una estancia ventilada y seca.

Como remate de esta entrada, quiero comentarte que un jabón enranciado es posible que siga cumpliendo su función de limpiar, de generar espuma, pero sus aceites de sobreengrasado están oxidados, degradados, por lo que no aporta beneficio para nuestra piel, además del pésimo olor que desprenden. Para mí es un ejemplo de “jabón caducado”.

En ocasiones algunos ingredientes como los aceites esenciales pierden parte de su intensidad con el paso de los meses, sin que por ello ese jabón pierda su naturaleza o efectividad como tal, puede ver menguadas alguna de sus propiedades, pero, siguen siendo óptimos para la piel.

Los colores naturales también pueden verse alterados, como el caso del cacao que los oscurece, sin embargo, es una cuestión estética, las propiedades cosméticas o terapéuticas de ese jabón permanecen intactas.

Para concluir, la caducidad de un jabón artesano natural, la podemos fijar en un año desde su elaboración, siempre teniendo en cuenta cada fórmula concreta. 

La inclusión de la Vitamina E ayuda a prolongar los aceites libres del sobreengrasado, por lo tanto, su uso evita el enranciamiento de los jabones.

Un jabón que contenga plátano, melocotón, sandía, aguacate, lodos del mar muerto, leches animales frescas, Aloe Vera, aceites esenciales cítricos o ricos en monoterpenos, etc. es más recomendable consumirlos antes de los 6 meses desde la fecha de elaboración.

En lo personal, tengo algún jabón de Castilla de más de 8 años que está óptimas condiciones, y su capacidad de espuma es mayor que cuando tenía meses. Hay jabones de 3 o 4 años que perdieron parte del aroma y sin embargo mantienen sus cualidades cosméticas intactas, que te cuidan la piel y cumplen la función primordial de limpiar. 

Hacer fórmulas equilibradas, vigilar el sobreengrasado, cuidar los valores de Yodo, respetar los tiempos de secado, la conservación, el almacenaje hasta su uso, te permitirá seguir cuidando de ti y del planeta con un producto natural, biodegradable, más económico y cero plásticos.

Si quieres realizar tus jabones, controlar todo del proceso, decidir los ingredientes que más te convienen en cada momento y no sabes por donde empezar, te animo a que visites la Web de Amaris Natural y conozcas el Taller online Mímate: un jabón Esencial, ahí te mostraré todo lo que debes conocer para emprender tu camino como jabonera artesana con las máximas garantías para ti y para los tuyos….

Un abrazo jabonoso,

Soledad Álvarez López

Profesora en Amaris Natural

No te pierdas nuestra nueva sección de material para hacer tus jabones en nuestra tienda online!

1 opinión en “Caducidad de un Jabón Natural Artesano”

Menchu Cano

El tema de los jabones, es muy interesante. Me gustaría saber, si hay algún jabón, que venga bien, para la dermatitis seborreica, que sale en el cuero cabelludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *