Dolor agudo, imanes y “Par Trauma” ¿cómo nos ayudan?

Dolor agudo, imanes y “Par Trauma”

More...

Parece que hay días que las esquinas, cantos de las puertas y columnas te van buscando para golpearte allí donde más duela y si además llevabas algo pesado en tus manos, seguro que aterriza encima de tu pie antes de que te dé tiempo a dar un brinco...

Esos pequeños accidentes que todos hemos sufrido alguna vez y que te hacen retorcerte al mismo tiempo que tomas aire apretando los dientes para intentar contener que salga alguna palabra malsonante...seguro que te suena ¿verdad?. 

Si además eres mamá, habrás tenido algún que otro susto con las caídas y golpes, torceduras, esguinces deportivos, rasguños y moratones de los niños, que aunque parece que son de goma, pasan un mal rato y a veces van llenos de moratones. 

¿Te ha ocurrido?

¿Alguna vez te has pillado la mano con una puerta, o tal vez tu dedo meñique se ha encontrado con la esquina de la pata de la mesa cuando andabas descalza por casa? 

¡Qué dolor! casi se te saltan las lágrimas y sientes cómo palpita tu dedo.

Te daré un tip de imanes para que la próxima vez, vayas directamente a coger tus imanes y los pongas lo antes posible. Comprobarás que hacen milagros, sobre todo si lo haces enseguida; el dolor desaparece casi al instante y la incipiente inflamación o hematoma puede no llegar a darse o resolverse en minutos o unas pocas horas, dependiendo del grado de la lesión. 

Se trata del Par Temporal o “Par Trauma” como prefiero llamarlo yo. Debes poner lo antes posible el imán con su polo negativo (negro) hacia la piel en el sitio donde te hayas golpeado, aplastado, retorcido o lesionado… y otro imán positivo (rojo) en el riñon del mismo lado del sitio donde está el traumatismo. 

¡Te aseguro que funciona!; con el imán negativo conseguiremos en primer lugar aliviar ese dolor agudo y además al activar el riñón con el polo positivo, se drenarán los tejidos dañados, evitando el edema en los mismos o que se produzca un hematoma; digamos que algo parecido a lo que haría aplicar frio de forma local con hielo o la socorrida bolsa de guisantes a falta de hielo para evitar la inflamación, incluso mejor, porque el dolor se alivia en pocos minutos y evitas también el moratón. 

Más de una vez me ha salvado este par de un buen moratón en la pierna, de esos que tardan un mes o más en desaparecer, después de pasar por toda la gama de colores desde el rojo al morado, pasando por azul y terminando con la gama de verdes y ocres…además del dolor que persiste varios días y que parece atraer más golpes en el mismo sitio.

En los esguinces o lesiones deportivas aplica también el “Par Trauma'' lo antes posible; es de gran ayuda y la curación y rehabilitación resultan más rápidas. Si se trata de una contractura muscular, pondremos los imanes al contrario, con el polo positivo sobre el músculo o ligamento contracturado para ayudar a que se distienda y relaje, y polo negativo sobre el riñón del mismo lado. 

No debes olvidar acudir a tu médico si el traumatismo ha sido en alguna zona delicada, para que pueda valorar si hay alguna otra afectación importante o en caso de que la lesión no haya sido accidental y sea necesario hacer un parte médico…

Espero que te ayude este “Par Trauma” y te sirva para aliviar esos pequeños tropiezos y caídas de toda la familia, utilizando un par de imanes junto con el “Sana, sana, culito de rana, si no se cura hoy, se curará mañana”. 

Un abrazo biomagnético. 

Pilar González

Formadora de Biomagnetismo en Amaris Natural.

3 opiniones en “Dolor agudo, imanes y “Par Trauma””

Caridad Martíinez Hervás

Buenos días, Pilar. Quisiera saber por qué en el caso del dolor muscular cambias la polaridad con respecto a la colocación que dijiste en el caso de los golpes. Gracias y un saludo

Cristina B.C.

Que fantàstica información. Yo acabo de quitarme los imanes de los pies, ya que me están aliviando una ciàtica de narices (y eso solo tras ver un par de vídeos de la masterclas).
Gracias por tan buena info

    Pilar

    Gracias por tu comentario Cristina, me alegro que ya lo estés poniendo en práctica y sobre todo que te hayan aliviado.
    Un abrazo biomagnético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *