Limpia tus piedras

Para mi las piedras...


Son uno de mis tesoros más preciados son mis piedras. Los minerales y péndulos que utilizo para mí y para las terapias. 

Si tú también tienes piedras en casa sabrás lo especiales que son. 

Se acerca la luna llena y es un momento ideal para limpiarlas y recargarlas.

More...

Vamos a hacer un repaso de las mejores maneras de cuidar nuestras piedras:


  • Con agua: si tenemos cerca un manantial o un río es ideal, pero podemos utilizar el agua del grifo visualizando cómo el agua se lleva toda la negatividad de la piedra. No usaremos este método con las piedras que terminan en -ita (malaquita, selenita, broncita…) porque pueden disolverse en contacto con el agua.
  • Con sal: OJO con meter las piedras en agua con sal!!! Los minerales tienen “microporos” imperceptibles para el ojo humano y la sal disuelta en el agua se introduce en esos poros haciendo que la piedra pierda su transparencia.  Por lo tanto, si queremos utilizar la sal, lo haremos de la siguiente manera: en un cuenco o plato ponemos sal de buena calidad y ponemos las piedras encima durante 20 0 30  minutos. Luego enjuagamos con agua y secamos bien con un paño limpio.
  • Con humo: podemos utilizar un incienso de buena calidad, palo santo o sahumerios de hierbas (atados de lavanda, salvia, romero, ruda….) Pasamos el humo sobre las piedras para limpiar su negatividad. Es la forma más segura y apta para todas las piedras.
  • Con sonido: las colocamos en un cuenco tibetano y lo hacemos sonar. La vibración limpiará y equilibrará las piedras.

Ya las tenemos listas

para ponerlas a la luz de la luna y cargarlas. Ten cuidado que no les dé el sol por la mañana, ya que no todas las piedras lo soportan. Las piedras rojizas, naranjas y amarillas (correspondientes a los chakras inferiores) podemos cargarlas al sol sin que les dé el sol directo o en las horas centrales del día. 

Las piedras verdes, azules, moradas y blancas las cargaremos en la luna ya que con el sol pierden el brillo y el color.

Ahora que las tenemos limpias vamos a hacer un pequeño repaso de los chakras y las piedras correspondientes a cada uno.

1ª chakra: situado entre el año y los genitales, Es el chakra que nos conecta con la tierra. En él radica la energía y vitalidad básica. A través de este chakra liberamos la energía no deseada. Suele acumular ira reprimida. Las piedras que corresponden a este chakra son las de color negro o rojo (que son los colores que corresponden a la vibración de este chakra): turmalina negra, obsidiana, rubí, cornalina, jaspe rojo...

2º chakra: Es el Tan tien de los chinos o el Hara de los japoneses. Está situado tres dedos por debajo del ombligo. Es nuestro depósito de energía vital. En él se expresan la sexualidad, la creatividad y las relaciones: Las piedras con las de color naranja: ágata carneola, ámbar, ágata naranja...

3ª chakra: situado en el plexo solar, en la boca del estómago. Es nuestro centro de poder. Regula la voluntad, nuestra autoestima, es la interacción con otros. Nos prepara para luchar o huir. Las piedras de este chakra son las de color amarillo: calcita amarilla, cuarzo citrino, ojo de tigre...

4º chakra: el chakra del corazón. Es el puente energético entre los chakras inferiores (más terrenales) y los chakras superiores (más espirituales). En él expresamos la compasión, el gozo, el amor incondicional. Las piedras son de color verde o rosa: aventurina, jade, esmeralda, malaquita, cuarzo rosa, rodocrosita...

5º chakra: situado en la garganta. En él radica nuestra capacidad para aceptar y expresar, nuestra expresión creativa (habla y escritura). Las piedras con de color azul: aventurina, turquesa, lapislázuli, aguamarina..

6º chakra: el chakra del tercer ojo. Situado en la frente, entre las cejas. Representa la visión , la intuición, la sabiduría… Las piedras con de color malva/indigo: amatista, fluorita, lapislázuli...

7º chakra: es la conexión con los planos superiores, el crecimiento la espiritualidad. Está situado en la coronilla. Las piedras son transparentes: cuarzo cristal, cuarzo turmalinado…

Si somos conscientes

de donde sentimos una molestia o un dolor podremos identificar el chakra que precisa nuestra atención y así poder tratarlo con la terapia que utilicemos.

Un abrazo
Jasone Sánchez
Profesora de Reiki de Amaris Natural

1 opinión en “Limpia tus piedras”

Ana Isabel

Gracias Jasone por tus sabios consejos ! Un abrazo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *