¿Quieres saber cómo hacer jabón para fregar los platos? cuidate

¿Quieres saber cómo hacer jabón para fregar los platos?

Cuidando de ti

Casi todas mis aportaciones en este espacio hasta la fecha se refirieron, o tuvieron relación con el jabón cosmético…

Hoy quiero hacer una aportación diferente, para ello, me gustaría invitarte a realizar un viaje en el tiempo… ¿Te animas? 

Quizás en este momento recuerdes algún instante en el que compartiste fregadero con tu abuela, era frecuente en aquella época, que ellas fueran nuestras mentoras en estos menesteres.

More...

Te invito a que regreses a casa de la “Abuela” y más concretamente a la cocina, a ese lugar donde se lavaban los platos, su fregadero… ¿Lo recuerdas?  ¿En alguna de las imágenes puedes ver una botella con líquido verde o amarillo en su interior?

¡¡¡Qué diferente eran aquellas cocinas a las de nuestro presente!!! 

En aquellos fregaderos de piedra o alicatados, siempre había un estropajo de esparto y una pastilla de jabón, por supuesto, nada de grifo abierto despilfarrando agua.

En la mayoría de los fregaderos, había un balde o incluso dos, en uno se ponía agua caliente con jabón y otro de agua fría para aclarar. Fregar los platos era un ritual, todo tenía un orden: primero vasos y cristal, continuaban platos y bandejas; le seguían los cubiertos, finalizando con las ollas y sartenes.

Con los años esa imagen fue cambiando para dar lugar a otra que es más frecuente en la actualidad, donde en la mayoría de los fregaderos de cualquier hogar a lo largo y ancho del planeta, ocupan un lugar privilegiado los “Jabones líquidos comerciales” y los “estropajos sintéticos” mucho más contaminantes y nocivos para nuestro planeta. 

Por este motivo, hoy quiero compartir contigo un jabón especial, uno que nació para una “Abuela” que le gusta fregar los platos como antaño a mano, con cuidado, siguiendo un orden y sin guantes, porque dice que se le resbalan los platos y los vasos…

Hace más de 5 años me pidió un jabón que no le dañara las manos, porque los comerciales le producían alergia y con los jabones de caléndula que yo realizaba las manos siempre estaban perfectas.

A estas alturas ya sabéis que los jabones de limpieza no tienen sobreengrasado, así que acepté el reto de crear un jabón que cuidara sus manos, sin dejar de ser limpiante, que además sirviera para limpiar todas las superficies de la cocina, incluyendo las placas de inducción, vitrocerámicas, encimeras, azulejos...

Esta fórmula que nació para cuidar sus manos es la que os voy a compartir, creada para la lavar a mano la vajilla, limpiar en profundidad sin dañar encimeras, placas, electrodomésticos, cristal, griferías…

Es un jabón muy sencillo, en el que intervienen únicamente 2 grasas: 

Aceite Orujo de Oliva: Aporta más dureza a la pastilla y aunque para jabón cosmético nunca lo utilizo para un jabón de limpieza es un aceite correcto.

Aceite de Coco desodorizado: Será el encargado de aportar espuma a este jabón y su capacidad limpiante.

Este jabón tiene una particularidad que no verás en jabones de limpieza, posee el 5% de sobreengrasado, con ello nos permite cuidar la piel sin perder efectividad de limpieza.

Acompañan a las grasas dos ingredientes sólidos, cuya finalidad es la de dotar de mayor capacidad de limpieza nuestra pastilla de jabón:

Arcilla Verde: posee capacidad desengrasante y ayuda a eliminar con mayor facilidad la suciedad más difícil, además, aporta dureza extra a la pastilla, que está sometida a la acción casi constante del agua, del estropajo o del cepillo.

Bicarbonato: con capacidad para desengrasar, desinfectar y desodorizar va a conseguir retirar la suciedad más incrustada en sartenes y ollas. No daña las superficies de cristal de los vasos o copas, tampoco de las placas vitrocerámicas a las que le devuelve el brillo original. Su capacidad desodorizante hará que el paño de cocina siempre huela bien. Es biodegradable, ecológico y económico.

Completa la fórmula la Esencia de Limón, que nos ayudará por su capacidad desengrasante, pero sobre todo es antiséptico. Su purificante aroma a limpio y fresco, nos ayuda a relajar la mente durante el rato en que estamos fregando platos o recogiendo cocina.

Como ingrediente extra que se puede omitir, está el Lactato de Sodio, ayuda a bajar el PH del jabón a valores menos alcalinos más rápido, ya que el bicarbonato contribuye a una mayor alcalinidad.

Ventajas

Menos Contaminantes: En un mundo donde se generan toneladas de residuos plásticos, eliminar los botes que contienen los jabones líquidos, además de poder prescindir de muchos otros productos multiusos que se utilizan para limpiar la cocina y sus envases, ayuda a reducir kilos de residuos contaminantes. 

Biodegradable: No contiene sustancias contaminantes para el medio ambiente, ni vertemos sustancias sintéticas y tóxicas que viajan en el agua hasta alcanzar nuestros ríos y océanos.

Ecológicos: Hoy se nos llena la boca hablando de ecología, de aprovechar los recursos, de una vuelta a lo natural y sin duda, de esto sabían mucho nuestras abuelas, ellas hacían un buen uso de los recursos como el agua, porque con su método, que una parte de nuestra sociedad puede considera arcaico, ellas hacían un uso responsable porque utilizaban una cantidad controlada de este bien tan escaso y además, aprovechaban ese agua sobrante para el riego de plantas y huertos. 

Economía: El uso de la pastilla de jabón sólido tiene la ventaja añadida de ser una opción muy económica, ya que el costo de elaborar un kilo de este jabón está por debajo de los 7€. Siempre que lo dejes curar bien, esta cantidad de jabón te permitirá limpiar la vajilla y toda la cocina durante meses. En el caso de los jabones líquidos siempre “perdemos” mucho jabón, en este caso el estropajo, lufa, cepillo natural, etc. se frota en el jabón, tomando la cantidad justa.

Como ves esta propuesta es una vuelta a los orígenes, en un mundo donde es prioritario cuidar el planeta para cuidar de nosotros, todos los gestos cuentan. Este aporte de hoy es una invitación a pensar en conjunto, a comportarnos de manera responsable con la naturaleza, con nuestro entorno. Una invitación a minimizar la entrada de productos tóxicos en nuestros hogares. A intentar vivir en coherencia consiguiendo la eliminación de residuos, cuidar nuestros ríos y mares, en definitiva, a sentirnos parte activa en la preservación de los seres vivos que habitamos la Tierra. Además, de contribuir a un ahorro económico en nuestro núcleo familiar.

Te comparto la fórmula testada y probada por años para que tú te animes a realizarlo y puedas comprobar su eficacia.

Transcripción de imagen para personas con discapacidad visual
Jabón Fregar Platos

- Aceite de orujo de oliva 470gr
- Aceite de Coco 162gr
- Arcilla verde 35gr
- Bicarbonato de sodio 20gr
- Lactato de sodio 20gr
Sosa 89gr
Agua 179gr
Esencia de limón 2% en la traza 13gr
PD: Arcilla y bicarbonato en la traza

Recuerda que es un jabón especial, en el que el cuidado de las manos es importante… no es un jabón de limpieza al uso habitual.

Puedes compartirme cualquier duda que te surja, así como tu experiencia cuando lo lleves a la práctica.

Un abrazo Jabonoso,

Soledad Álvarez formadora de Amaris Natural


Si Te interesa o quieres aprender a realizar jabones cosméticos para cuidar de ti, de los tuyos y del planeta, te invito a que hagas click en el siguiente enlace: 


7 opiniones en “¿Quieres saber cómo hacer jabón para fregar los platos?”

Matilde Romero Zarco

Muchas gracias Sole por este post tan especial y con tantos recuerdos a nuestros antepasados que cuidaban del medio ambiente siempre.
En cuanto pueda lo voy a elaborar porque tiene que ser magnífico.
Hace poco hice uno de limpieza y quita las manchas de la ropa divinamente…son maravillosos!!
Gracias por compartir tus conocimientos!!

Esmeralda

Hola Sole! Que bonito y completo el post. Me ha gustado mucho! Muchas gracias! Eva muchísimas gracias a ti y a todo el equipo Amaris Natural! Sois Geniales! Que trabajo hacéis, compartiendo vuestra experiencia tan maravillosa! Estoy muy agradecida seguir con vosotras! Gracias! Gracias! Gracias!🧚‍♀️🙏🏻😘🤗❤️🌹🥰🙏🏻🧚‍♀️

Sole

Hola Blanca!!!
Me alegra que te animes a realizarlo. Para jabones de limpieza se pueden usar los aceites reciclados. Con esta fórmula nunca lo usé por el tema de ser especial para que no dañe las manos, al tener sobreengrasado en positivo no podría decirte.
El aceite de orujo lo venden en casi todos los supermercados sino pidria ser un oliva suave, sim problema.
Un abrazo jabonoso 😘

Blanca Prada

Hola Sole me ha encantado el post k haces sobre los jabones caseros me parece súper interesante y llevo un tiempo queriendo hacerlos. Te quería preguntar por el aceite de orujo que es y dónde se puede conseguir y también si está fórmula se puede hacer con aceite reciclado nuestro de cocina. Gracias por tus conocimientos 😘

    Sole

    Hola Blanca!!!
    Me alegra que te animes a realizarlo. Para jabones de limpieza se pueden usar los aceites reciclados. Con esta fórmula nunca lo usé por el tema de ser especial para que no dañe las manos, al tener sobreengrasado en positivo no podría decirte.
    El aceite de orujo lo venden en casi todos los supermercados sino pidria ser un oliva suave, sim problema.
    Un abrazo jabonoso 😘

María José

Gracias compañeras,es bueno ver cómo aquellos jabones de la abuela toman mucha importancia en estos tiempos, sumando su elaboración,limpieza,consumo equilibrado como todo lo que hacéis con y por un mundo más sostenible y amoroso.Seguimos aprendiendo

Marta Elisa

Muy recomendable este taller de jabones para lavar platos. Gracias Eva por tus maravillosos talleres. Muy feliz de hacer parte de tu lindo grupo. Se aprende mucho con tus clases.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *