Siente

Tu cuerpo

En muchas ocasiones vamos pendientes del ritmo que nos marca nuestro calendario de actividades personales, familiares, laborales…. Vivimos pendientes del reloj, de lo que tenemos que hacer… y normalmente nuestra mente sigue ese ritmo.


¿Cuántas veces has sido consciente de que tu cabeza va a mil por hora? Supongo que como nos ocurre a todos, tu mente estará llena de los “tengo que”.... Tengo que poner la lavadora, tengo que pasar por el super, tengo que recoger a los niños, tengo que preparar la comida…. y una lista interminable!!

En esa vorágine, pocas veces nos paramos a pensar en lo que deseamos y menos aún en lo que realmente sentimos. 

Pues bien, hoy te propongo que dediques unos minutos a sentir tu cuerpo. Nuestro cuerpo es el lugar en el que vive nuestro yo interior, la herramienta que nos permite tocar, sentir, comunicarnos a nivel físico con nuestro entorno.

Es tan maravilloso que cuando no nos hacemos caso a nivel emocional, cuando no gestionamos de forma adecuada lo que sentimos, nos da pequeños avisos. Os puedo asegurar que si no hacemos caso a esos avisos, él se encargará de hacernos parar de un modo u otro.

Es tan maravilloso

que cuando no nos hacemos caso a nivel emocional, cuando no gestionamos de forma adecuada lo que sentimos, nos da pequeños avisos. Os puedo asegurar que si no hacemos caso a esos avisos, él se encargará de hacernos parar de un modo u otro.


Por eso hoy vamos a escucharle con esta meditación. Vamos a sentir cada sensación y vamos a prestarle atención. Si eres practicante de Reiki, te propongo que te pongas las manos en aquellos puntos donde sientas molestia. 

Si tienes aceites esenciales,

puedes utilizar alguno de estos en difusión o simplemente oliendo su aroma antes de hacer la meditación:

  • Aceite esencial de lavanda: para relajar y calmar a nivel físico y emocional.

  • Aceite esencial de mejorana: para parar los pensamientos cíclicos que a veces nos invaden.

  • Esencia de Bergamota: será esa luz en la oscuridad que nos ayude a verlo todo de forma diferente.

Aquí tienes la meditación: 

Puedes establecer un tiempo regularmente para hacer esta meditación y dedicarte el tiempo que mereces y estar atenta a lo que tu cuerpo quiere decir.

Un abrazo cargado de Reiki para ti
Jasone Sánchez
Profesora de Reiki de Amaris Natural

Reconcíliate

CON EL DOLOR

Sé lo que estarás pensando…. ¿¿¿qué me reconcilie con el dolor????.... 

Sí, sé que puede parecer un sinsentido, incluso una utopía o una frase bonita de un libro de autoayuda, pero es algo muy real y lleno de sentido. 

Leer más

Solo por hoy

Se agradecido

Hoy este post tiene un significado muy especial. El pasado sábado 15 de agosto celebramos el nacimiento de Mikao Usui hace 155 años. El legado del Maestro Usui es algo maravilloso. Puedo decir que Reiki me ha cambiado la vida en muchos sentidos pero sobre todo me ha proporcionado una gran paz interior. Siento un profundo agradecimiento. Ese sentimiento de gratitud que surge del corazón.

Leer más

Limpia tus piedras

Para mi las piedras...


Son uno de mis tesoros más preciados son mis piedras. Los minerales y péndulos que utilizo para mí y para las terapias. 

Si tú también tienes piedras en casa sabrás lo especiales que son. 

Se acerca la luna llena y es un momento ideal para limpiarlas y recargarlas.

Leer más

Solo por hoy

No tengas miedo

¿Cuántas veces te encuentras con una situación, una persona, un recuerdo…. que hace que sientas un nudo en el estómago? 

¿Cuántas veces sientes que se te encoge el corazón?

Sentimos miedo, impotencia, parece que somos pequeñitas…. y después la rabia, el enfado por sentirnos así, por no poder reaccionar de otra manera…

Leer más

Fibromialgia

Fibromialgia en la mochila

en la mochila...

…Suena el despertador, es hora de levantarse…

El simple movimiento para apagar el reloj te hace tomar conciencia de que no va a ser un buen día.

Te duele todo y debes hacer acopio de toda tu fuerza de voluntad para levantarte de la cama.

Rigidez, dolor de espalda, cervicales contracturadas y la sensación de haber llevado el mundo sobre los hombros toda la noche…

Te levantas agotada, con la mente confusa, sin fuerzas y sin ganas de afrontar el día.

Durante la jornada de trabajo,  intentas hacer todo lo que puedes, estar a la altura, ser la que eras antes. Pero te agotas. 

Vuelves a casa y tienes que hacer la limpieza, la comida, los niños. Hasta un abrazo o una caricia te provoca dolor…

Leer más