Tres dudas frecuentes acerca de los imanes

Tres dudas frecuentes acerca de los imanes

Hoy quiero aclararte algunas dudas frecuentes que suelen surgir cuando comienzas a utilizar los imanes. 

A veces, seguramente por desconocimiento, se piensa que “Par Biomagnético es lo mismo que Magnetoterapia”, pero no es así. 

La magnetoterapia ya existía muchísimo antes que el Par Biomagnético. En las dos técnicas se utilizan imanes pero la forma de aplicarlos es diferente. 

La Magnetoterapia consiste en colocar imanes de baja intensidad en el punto afectado como tratamiento para aliviar la sintomatología; de hecho hay rodilleras, plantillas, antifaces, pulseras, incluso mantas o camas magnéticas; pero nada de esto tiene que ver con la técnica del Par Biomagnético.

More...

El Par Biomagnético utiliza siempre pares de imanes de mediana intensidad con polaridad opuesta y sigue una metodología diferente, ya que no se fija en dónde está el punto de dolor o síntoma, sino que busca el origen de la enfermedad.  

Es frecuente pensar que “los imanes se ponen donde está la dolencia”, cuando no siempre es así.

Si nos fijamos en el síntoma, lo que nos aqueja, es frecuente querer usar los imanes de  modo paliativo, como en la magnetoterapia, pensando que donde está el síntoma va el imán. Estamos acostumbrados a ir al médico o querer poner un remedio cuando algo nos molesta, y así es fácil que sólo tapemos el síntoma temporalmente y que derive en una enfermedad crónica. 

Recuerda que esta técnica va directa a la etiología, es decir al origen, el cual puede estar en un lugar muy diferente o incluso ser el resultado de la asociación de más de un par biomagnético en puntos del cuerpo muy distantes a donde se está manifestando el síntoma; esto suele ser lo más común.


Tal vez hayas escuchado alguna vez que “los imanes curan''

Ésto no es cierto, ya que en la técnica Par Biomagnético, al usar los imanes, éstos no tienen un efecto directo sobre el cuerpo; sino que en realidad lo que estamos haciendo, es detectar dónde hay zonas con alguna alteración o desequilibrio. 

Al poner los imanes con la polaridad adecuada y en los puntos que forman el par biomagnético, lo que hacemos es neutralizar las cargas, ayudando así a los procesos naturales de tu organismo a mantener la homeostasis y facilitando que la desintoxicación, desinflamación o reparación de tejidos sea mejor y los síntomas se vayan atenuando hasta remitir. 

El cuerpo es sabio, siempre busca la autosanación y si le podemos ayudar con los imanes será mucho mejor. 

Es por eso que buscar “pares para…” puede ayudar, pero no siempre del todo; por lo que es importante hacer siempre rastreos completos para encontrar la causa y que el cuerpo se vaya equilibrando donde lo necesite. Me gusta verlo como un acompañamiento que le hacemos al cliente, escuchando a su cuerpo y equilibrando con los imanes allí donde nos indica rastreo tras rastreo.

Pilar González
Profesora de Par Esencial en Amaris Natural

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *